Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

La turbulenta vida de una princesa de Qatar, disputa legal y muerte por sobredosis

La princesa Kasia Al Thania, de 46 años, fue la tercera esposa del multimillonario y miembro de la familia real de Qatar, Abdelaziz bin Khalifa Al Thani, y tuvo una turbulenta vida tras su matrimonio.

La mujer, cuyo nombre de nacimiento era Kasia Gallanio, nació en Polonia, pero creció en Los Ángeles, Estados Unidos. Con apenas 19 años conoció al príncipe qatarí en París, Francia, y comenzaron una relación, a pesar de la diferencia de edad de 28 años.

“Fui a París de vacaciones. Estaba con una amiga que salía con un banquero francés. Habíamos salido y pasamos por la casa de uno de sus clientes para firmar unos documentos. Era el hogar del príncipe qatarí que era impresionante”, recordó Kasia.

La joven habló con el príncipe e intercambiaron sus correos electrónicos. “Cuando regresé a Los Ángeles, mi bandeja de entrada estaba llena y tenía rosas en la puerta de mi casa. Fue un noviazgo muy agradable”, apuntó.

KASIA VIVIÓ EN UNA “JAULA DE ORO”

Posteriormente, se casaron en 2004 y tuvieron una relación durante varios años. No obstante, la desconfianza de la familia real y las diferencias culturales los fueron distanciando.

“Quería vivir mi vida, todavía era muy joven y tenía a mis hijas muy pequeñas. Él ya se había alejado de mí, ya no me daba importancia. Además, tenía otras esposas”, relató sobre la separación.

Kasia confesó que vivió “en una jaula de oro”. “El dinero es una maldición porque te aísla de mucha gente. Es un mundo diferente”, apuntó la mujer semanas antes de su muerte en marzo de este año.

TE PUEDE INTERESAR: ¿SE ARREPINTIÓ? AUSENCIA DE MALUMA EN INAUGURACIÓN DE QATAR 2022 ENCENDIÓ LAS REDES

El divorcio fue escandaloso, puesto que Kasia acusó a su Al Thani de tocar sexualmente a sus hijas y obligarlas a dormir en su cama. Por tanto, inició un proceso judicial en una corte de custodia en París.

De acuerdo a Le Parisien, la justicia desestimó las demandas de Kasia y ordenó una evaluación psicológica a la mujer. La batalla legal por la custodia de sus hijas duró diez años, mientras que el príncipe qatarí negaba las acusaciones.

SOBREDOSIS

En marzo de 2022, una de sus hijas llamó a la policía española, puesto que no se comunicaba desde hace varios días con Kasia, quien vivía en un apartamento de Marbella. Las autoridades encontraron a la influencer sin signos vitales junto a pastillas y botellas de vodka vacías.

Las investigaciones determinaron que Kasia murió por una sobredosis de pastillas. Sin embargo, un amigo de ella afirmó que estaba “en contra de las drogas” y varias fuentes indicaron que no era alcohólica.

Con el paso de los meses, la muerte de Kasia mantiene el misterio. Su novio apuntó que la mujer sufrió un ataque semanas antes y que no bebía alcohol. “Ella no se suicidó”, sentenció, mientras siguen las interrogantes respecto al caso.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados